miércoles, 12 de septiembre de 2007

Soledad

Los niños se han dormido,
la casa está en silencio.
La luna se ha escondido
detrás del árbol viejo.
Mi libro ya se acaba,
la última página
y tú no llegas.
Mi cuerpo se estremece
en el sillón de la espera;
la cama está vacía,
las sábanas abiertas,
tus manos no llaman a la puerta.

Los niños se han dormido,
mil preguntas en sus ojos
para ninguna respuesta.
Un grito ahogado en mi pecho,
solo hay sombras en mi lecho.
Suenan campanas,
las doce ya se han hecho,
mi boca no te llama,
me voy a dormir con la angustia,
navegándome por dentro.

Bah, me voy a dormir es un decir,
porque desde que tú nos dejaste
cada noche es un infierno.

4 comentarios:

fauno dijo...

empezaste como si una canción para chicos construyeras y después pusiste como para descontracturar "bah", y... me parece que queda feo.

Daniela (reinvindicadora del BAH) dijo...

Hola, ese BAH está buenísimo, te despierta; la protagonista del poema DESPIERTA TAMBIEN, TODOS DESPERTAMOS y le decimos a ese hijo de puta q no vuelva +.

Andy dijo...

Es un lindo poema, tenés que ejercitar un poco más la métrica, pero vas bien.

Sergio dijo...

Es un poema simpático, no le hagas caso a los que te postean boludeces y seguí escribiéndo. Saludos.